Personitas leyendo mí cabeza

domingo, 12 de noviembre de 2017

.



Piojitos.

Al final nada nos hace más felices que alguien que nos acaricie el pelo antes de dormir.

Loco.

Quien nunca discutió con su propia consciencia no sabe lo que es ser un loco.
Danny Mora

Hemos perdido

Hemos perdido.
aun cuando te sientas victoriosa,
aun cuando le sonrías a otra,
aún si el orgasmo te dura otra hora.
Hemos perdido
porque tratas de llenar el vacío que nos dejamos
con cualquier cosa o persona.
Y tú dirás que fue lo mejor,
que eres feliz y que me has olvidado,
pero hemos perdido,
porque el día que quieras recuperar
lo que sentiste conmigo
yo, me habré ido.
Porque yo sé, que ya
Hemos perdido
Hemos perdido, 
Brenda Ramírez.

¿?

¿Por qué necesitamos perder a ese alguien para saber que lo queríamos de una forma tan brutal que nos aterra?

.


Siempre.

Siempre te abrazo después de follar

porque me gusta más la caricia que el orgasmo.

(Y mira que me gustan los orgasmos

y mira que me gustas tú).


Poesía.

Hay que poner poesía en la vida de la gente.
Julio Cortázar

Quiero saber.

Quiero saber, pero yo no quiero preguntarle.

Escritora.

No desees ser la princesa del cuento… 
aspira a ser la escritora.

.


Sólo.

Sólo un escritor sabe para quién escribe, mientras el lector lee a quien más extraña.

Valentía.

Me falta valentía para entender que no somos el uno para el otro.

Solo.

Ya no era él el cobarde.
Ahora el espejo se escondía sin quebrarse.
Había aprendido a esquivar la luz, las sombras,
y apenas escuchaba sus pasos
abandonaba su lugar y se escondía.

Él se preguntaba adónde se iban todos.
Por qué la casa estaba tan vacía
y a quién se le olvidó limpiar
los rastros de arena en mitad de la sala.
Un televisor sin señal
encendía de destellos las paredes
de una habitación oscura
mientras un gato gordo dormía
sobre un sillón empolvado.

Al otro lado de las ventanas siempre era de noche.
A veces alguien se detenía y se quedaba mirando
varias horas hasta confundirse con el paisaje.
Él sabía que era gente conocida.
Había visto a esas personas
en algún momento de su vida.
Todos tenían la misma cara
y se iban a la misma hora
con el deseo de poder quedarse.

El gato maullaba cada vez que podía
y dejaba rastros por el pasillo;
eran huellas que iban
a todas partes y a ninguna.

Por las mañanas el sol no salía,
pero él esperaba siempre al borde del alféizar
con una taza de sueños en la mano
tan caliente
que le dejaba cicatrices en el alma.

«No ha llovido anoche.
Son lágrimas
las que empañan las ventanas.»

Y dibujaba en el vaho
unas nubes y un sol.

Nunca podía ver su reflejo
y sus manos no podían describir su rostro.

Su mejor pasatiempo era esperar
y pasar horas y horas y horas
buscando aquel maldito espejo
para que le devolviera la mirada.
Pero nunca lo encontraba
y la gente venía
y él recordaba
y el gato maullaba
y la gente se iba
y los rastros se alejaban.

Ya no era él el cobarde,
pero tampoco podía encontrarse
en aquel laberinto decrépito
del silencio ahogado en el llanto.
Nunca se había sentido tan solo.
Tan terriblemente solo…
Heber Snc Nur

No te engañes.

No te engañes acerca del amor que sientes por alguien. Lo que ocurre es que mucha gente jamás tiene la dicha de conocer lo que es el amor. Tú no la habías tenido hasta ahora y ahora la tienes. Lo que hay entre tú y ella, tanto si únicamente dura el día de hoy y parte de mañana, como si dura toda la vida, es el hecho más importante que puede ocurrirle a un ser humano. Siempre habrá gente que diga que no existe, pero eso será porque ellos no pueden obtenerlo. Pero yo te aseguro que esto es verdadero y que lo posees. Tienes muchísima suerte, aun cuando te tocara morir mañana mismo.
Ernest Hemingway

Por todas esas veces

Por todas esas veces 
Que quisiste decir tanto
Y sólo 
Te salió un suspiro

sábado, 14 de octubre de 2017

.


Tristísimo.

Se están perdiendo un montón de costumbres y es tristísimo.
Ya los domingos no almorzamos en familia mientras vemos los Simpson.
Ya con amigos no nos juntamos como antes.
Ya los chicos no piden ir a una plaza a jugar, te piden un móvil.
Ya la gente prefiere quedarse a ver una televisión que salir a dar una vuelta.
Ya la gente se limita, se conforma.
Y me resulta tristísimo.

Roto.

No me voy a disculpar por cómo decidí reparar lo que tu habías roto.
Anatomía de Grey

Verano.

“Dices que te quedas y nunca acaba el verano”.
-Andrés Suárez

Quizás.

Quizás le dije demasiado sobre mí y la dejé atónita con todas mis contradicciones
Jack Kerouac

Sol.

Hay dos tipos de personas: las que contemplan el sol al amanecer y a quienes les gusta más verlo cuando se oculta.
Charles Melier

.


¿Cuántas?

¿Cuántas espinas soportas por alguien que ni rosas te da?

Te regalo un poema.

Te regalo un poema
lleno de miedos, con mentiras
con “te quiero” a medias, con la mano apunto de soltarte

Te regalo un poema
Sin interés ni importancia
con retazos de amores pasados y momentos llenos de soledad

Te regalo un poema
sin provocarte orgasmo mental
con sabor a cerveza, nada sentimental.

Te regalo un poema
de sábanas manchadas y corazón roto
con desilusión y metas perdidas

Te regalo un poema
sin detalles, ni girasoles
con penas y lágrimas 

Te regalo un poema
sin dentadura, ni buenas intenciones
con abandono y despedida anticipada

Te regalo un poema
sin esperanza ni besos largos
con ausencias y cenizas

Te regalo un Poema,
uno,
que se parece a ti.
Brenda Ramírez

Pena.

- Estoy muerto de sueño
- Es la pena. Cuando uno tiene pena y no sabe cómo llorar, le da sueño.


Así.

Te lo resumo en cuatro palabras: 
“Te veo y sonrío”.
(Así de bonito. Y así de sencillo.)


Un punto.

Llega un punto que quieres hablarle, pero ya no te sale. Ya no sabes que decir, ni cómo hacerlo. Todo suena a molestar.

.


♥♥♥

Estaba loca, loca de remate,
y era guapa, guapa de cojones.
Y conocía a la luna,
y bailaba rock and roll frente al espejo,
y salía
y bebía
y no se acordaba de nada al día siguiente.
Estaba rota, tanto como un trapo,
y era dura, dura de roer (…)
Dormía poco,
y tenía las ojeras más preciosas
que habían ignorado jamás.
Era la princesa de mi cuento,
la que follaba con extremoduro 
sonando de fondo
y se metía de todo, 
menos mis drogas.
Amaba, 
era capaz de amar,
por encima de cualquier boca despeinada,
de cualquier trovador de mierda,
de cualquier basura literaría que le escribía,
era jodidamente perfecta,
y su único defecto era  yo.
Sospecho que venía de otro mundo,
por eso de que nadie había logrado entenderla nunca,
aunque siempre era 
la que más gritaba(…)
y que me tenía calado,
y que sabía cosas sobre mi que nadie sabra jamás.
Era la chica con la desearíais pasar 
el resto de vuestra vida.
Era la chica diez,
y le faltaban un par de veranos,
conmigo, digo,
y cada vez que me la encontraba por ahí,
me decía que no se acordaría de nada al día siguiente,
y aun así,
me iría a vivir con su olvido,
todos los días del resto de mi vida.
Miguel Gane

Libertad.

Y he pensado,
que la libertad también está,
en los ojos de quien te mira cuando tú ya no te ves.
Elvira Sastre.

Florecer.

Mientras más se endurece tu corteza, yo creo
que tus ramas quisieran más aún florecer.
— Las flores del mal, 
Charles Baudelaire.

Pupila.

Si tu pupila puede sumergirse en los abismos sin sucumbir a su hechizo, léeme y sabrás amarme.
Charles Baudelaire, 
Las flores del mal.

Imposibles.

Creo que las cosas imposibles se pueden conseguir, que los besos con los ojos cerrados son los únicos que cuentan, que las heridas no siempre cierran, y que todo el mundo se enamora alguna vez. Creo que quien te quiere se queda, que tiene más cuenta buscar a alguien que limitarse a esperarle, y que si no luchas por esa persona luego no puedes ir llorando por los rincones. Creo que nos empeñamos en hacer las cosas más difíciles de lo que son. Creo que un mundo mejor es posible, y sobre todo creo en las personas que luchan para conseguirlo. Creo que después de llorar siempre hay quién te saca una sonrisa. Creo que hay que disfrutar del ahora. Creo en el destino, y creo que nosotros mismos lo elegimos.
Julio Cortázar

.


Siempre.

Siempre estoy esperando un mensaje tuyo.

Energía.

Ya no tengo la energía para amores sin sentido, interacciones forzadas o conversaciones innecesarias.
Poeta Invisible

martes, 26 de septiembre de 2017

Todo.

Tengo insomnio, tengo frío, tengo todo menos a ti.

No me quieres a mí.

Tú no me quieres a mí 
quieres mis cartas
mis llamadas
mis mensajes de buenos días
mis palabras de dulces sueños
antes de dormir
y que te insista en vernos
porque es una manera
en que te sientes importante
tú no me quieres a mí
pero yo no sospecho dudas
de mi cariño sincero
sólo te vi
y todo el universo comenzó
a cobrar sentido
y mi afecto se vuelve
estima de presunción
una estela en la corona 
de tus quizás acostumbradas conquistas
yo tengo todo lo que nunca te dieron
aquello que no se toca
el origen de todos los poemas
no te confundas 
no me quieres por lo que soy
uno sabe entregar sin reprochar
tú no me quieres a mí
tú sólo quieres lo que te doy
Quetzal Noah

lunes, 28 de agosto de 2017

Decepción.

Dicen que no hay nada peor que decepcionar a tus padres, pero, ¿qué pasa cuando es al revés? Cuando tus padres te decepcionan; cuando confiabas en ellos y traicionan tu confianza; cuando solo quieres estar lejos de ellos; cuando de estar en un pedestal han pasado a estar en el subsuelo... 
Cuando solo quieres irte muy lejos, donde no te puedan encontrar.

viernes, 25 de agosto de 2017

.


Fases lunares

De todas las fases lunares, me quedo con las de tu pecho.
Jorge Muñoz

Sexo

El sexo es el consuelo, para cuando no nos alcanza el amor.
Memoria de mis putas tristes, 
Gabriel García Márquez

Antes

Antes creía que mis ojeras tenían grandes historias y ahora comprendo que solo fueron grandes soledades.
Brenda Ramírez

Martes.

Me dijo que volvería un martes, y desde entonces todos los días han sido un Lunes.
Especial microcuentos 
- Brenda Ramírez

.


En mi defensa.

En mi defensa puedo alegar que nunca dejaste de importarme, sólo te dejé de molestar
Quetzal Noah

Terminar.

¿Terminar?
Lo único que quiero que termines: 
es conmigo,
en la cama, en la mesa, el sofá o la cocina, quiero que termines en Mí,
entero, encima o por detrás, 
pero lo importante es
que lleguemos a “terminar.”
Tan estúpida cuando me enamoro. 
Brenda Ramírez

Poema 20.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Escribir, por ejemplo: ”La noche está estrellada,  
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos". 
El viento de la noche gira en el cielo y canta. 
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.  
Yo la quise, y a veces ella también me quiso. 
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.  
La besé tantas veces bajo el cielo infinito. 
Ella me quiso, a veces yo también la quería.  
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. 
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.  
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. 
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.  
Y el verso cae al alma como pasto el rocío. 
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.  
La noche está estrellada y ella no está conmigo. 
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.  
Mi alma no se contenta con haberla perdido. 
Como para acercarla mi mirada la busca.  
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. 
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.  
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. 
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.  
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. 
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.  
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. 
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.  
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. 
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,  
mi alma no se contenta con haberla perdido. 
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,  
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.
Veinte poemas de amor y una canción desesperada - Pablo Neruda

Dinamita.

Esa chica es dinamita pura.
Mírala bien, habla con ella, analízala.
Te vas a sorprender.
La gente que no la conoce suele ponerla en un concepto tan diferente al que en realidad es.
Ella es un desastre.
Pero de esos desastres bonitos.
Va a iluminar tu vida con su risa y su carisma, y sus bromas y su locura, y sus estupideces y sus comentarios sarcásticos y su talento natural para ayudar y aconsejar a quienes quiere, e incluso a los que no.
Mírala bien, mírala a los ojos y descubre que sus ojos son más expresivos de lo que crees. Tiene una mirada profunda, misteriosa, atrayente.
Va a lograr volverte loco, porque así es ella, pero te hace volverte loco por hacerla sonreír todas las veces que te sea posible.
Aún no tienes idea de lo que esa chica te hace sentir cuando te mira, ni cuando te sonríe a ti, (aunque no le guste su sonrisa) no tienes idea de como te hace sentir cuando hablas con ella, y la ves y la escuchas hablar de sus pasiones y de cómo se cayó a los 6 años.
Con ella puedes hablar de lo que sea, siempre tendrá algo que decir al respecto.
El problema inicial será que tome confianza y comience a hablar contigo, pero una vez la tome, no se callará nunca.
Cuídala, cuídala mucho y protégela. Sé que parece tan fuerte, pero necesita sentir por una vez en la vida que no está sola, y que tiene alguien a su lado que luchará con ella las batallas.
Quiérela, quiérela mucho, pero esto ni siquiera lo tengo que decir, se hace inevitable no quererla.
Y no te agobies por el tiempo, quiérela todo el tiempo que la vida se los permita.
Y lo digo porque es de las chicas con las que la vida solo te dejará un tiempo, algunas serán tan eternas como breves..

Perdón.

Perdón por las palabras que no te digo. Pero aquí tienes un corazón que tiembla, y unos ojos que me delatan.

Alguien.

Alguien que te traiga poesía a la cama

.


No sabes.

No sabes lo mierda que es llorar todas las noches por quien no te habló en el día.

Reír.

Te estás derrumbando y lo único que haces es reír.

Tú.

Y ya que acaba el día, me queda reconocer a la persona que ha estado conmigo apoyándome desde que la conocí, soportando mis bromas, mis días difíciles, mis días tristes, escuchándome las cosas que a nadie más podría decir, que me ha visto llorar y reír hasta hacerme pis, la persona que me sorprende con detalles que me encaaaantan, con la que aprendí a permanecer; que me ha cuidado cuando me enferme hasta cuando me operaron, que me abrazo cuando solo quería que el mundo se aleje, que soporta mi sarcasmo y mi maldad pura como a la vez se sorprende de mi lado cursi, que me da ánimos y me brinda su mano cuando me caigo, aquella persona qué es mi mejor amiga, mi confidente de crímenes perfectos, mi amante de letras, mi dupla perfecta, la que fue valiente para estar con tremendo desastre y quedarse. 
Gracias.
No es necesario poner tu nombre.
Eres tú.
Brenda Ramírez.

Diariamente.


Diariamente ignoro el sentimiento 
de inestabilidad que me maneja. 
Suelo dejar de lado las ganas de salir a buscarte,
de verte y decir que te necesito.
Luego llega la noche y debo atar mis deseos de hablarte
y volverte a besar.
Para así terminar el día, 
con la lucha constante 
de negar que no te he dejado de amar
Brenda Ramírez.


Amor.

Creo que el amor no sabe dónde vivo.

Lindo.

Teníamos algo lindo entre nosotros, lo sabías. Todos lo sabían.
Pero estábamos jodidos.
Y eso nadie nunca lo vio.
Frágil No. 5, Una Escritora Amateur

miércoles, 2 de agosto de 2017

.


Escondite.

Escribo porque ya no sé dónde esconderme cuando el mundo duele.
Edwin Lievano

Brazos.

Estar entre tus brazos, ese es mi escondite favorito.


Libro.

Como un libro. 

Soy como un libro,
De primeras aburrido,
Como esos que llevan años
En un puesto de Cuesta Moyano.

No soy un bestseller,
No me verás en las estanterías grandes
Y no escucharás a nadie hablar sobre mí,
Ni mucho menos recomendarme.

Pocos se animan a leer,
Todo por mi sobria portada,
Soy un pisapapeles,
Ni siquiera seco flores.

Pero los que se molestan en leer,
Quedan fascinados, no sé bien, por qué,
Supongo que en cada página escondo un secreto
Y encada palabra un mundo entero.

Llena de magia, de fantasía,
De enigmas y escondrijos,
Pero pocos saben esto
Porque nadie se molesta en acogerme;
Soy como esos libros que nadie lee.

.


Adicción.

La adicción no es al móvil, es a quien te escribe.

Invierno.

Nunca hubo invierno 
más dulce 
como el de mi corazón
cuando me lo rompieron.
Brenda Ramírez

La vie.

Tengo ganas de tener mucho sexo desenfrenado contigo, y al mismo tiempo quiero mimos, abrazos y que me digas cuanto me quieres.
C'est la vie - Reneé Romero.

.


Guapa

Tan guapa que al viajar era el paisaje quien la miraba a ella.

Amor.

Es como si tuviera mucho amor aquí dentro y no hubiera nadie a quien dárselo.

Mejor sensación.

Una de las mejores sensaciones del mundo es cuando intentas separarte en un abrazo y te das cuenta de que la otra persona aún no está lista para soltarte.

.


Amen

Hagan reír.
Follen bien.
Salgan de viaje.
Rompan al otro,
pero a besos, a abrazos, a polvos. 
Amen hasta que les duela la tristeza.
Benjamín Griss

Ese.

El pibito que se ríe de ti

el que te habla de sus amigos como si fueran lo más 

el que te canta por nota de voz

el que te toca el culo cuando te levantas de la cama 

el que te pide que te pongas su chaqueta

el que ama a su madre

el que te pasa el brazo por los hombros cuando caminan

el que te dice “estás muy loca, pero eres tan linda”

el que te agarra la cara para darte un beso 

el que te pasa a buscar 

el que te invita a caminar

el que te presenta y dice “de la que te hablé” 

el que te pelea y se enfada cuando le peleas

en el que piensas en llamar 

cuando no puedes más

Tiempo.

Miro como el tiempo pasa sin cambiar nada. Pienso como si hoy fuera lunes y me doy cuenta de que ya es martes. Miro el reloj en miércoles y no me dice nada, porque no tengo nada que hacer para este jueves. De qué sirve contar los minutos si solo quiero que el tiempo se detenga.

.


Ella.

Ella era una melodía triste que nadie quería escuchar, un poema que nadie se molestó en entender.

Lo mejor

¿Sabe lo mejor de los corazones rotos? Que solo pueden romperse de verdad una vez. Lo demás son rasguños.
Carlos Ruiz Zafón.

Espero.

—No te puedo pedir que no llores, pero espero que sonrías muy pronto.
— El chico de las estrellas

.


Somos.

Somos lo que ocultamos bajo la sonrisa, lo que hacemos a escondidas, la música que escuchamos en los auriculares y las personas que miramos de reojo.

Adictos.

Adictos a agrandar las heridas

De todos.

De todos mis fracasos, el tuyo fue el que más vacía me ha dejado.
Memorias de mi corazón roto. 
Daniela Trejo

.



¿Dónde?

¿A qué dirección te envío los abrazos que llevan tu nombre y se amontonan en mi cuarto?
Carlos Salem

Un poco.

Creo que siempre va a doler un poco el hecho de que nunca me hayas dado respuestas.

Algún día

Algún día alguien vendrá a hacernos cosquillas donde nos duele.
Benjamín Griss

.


Sarcasmo.

Soy muy de hablar sarcásticamente acerca de lo que me duele con el fin de que no duela tanto.

A veces.

Dile que es bonita, a veces se le olvida.

Textos

Me gusta revisar mi teléfono para ver todos los textos que no he recibido

.


Arte

El arte es para consolar a todos los que están rotos por la vida.
Vincent van Gogh

Chica triste

Se suele tender en su cama,
se pone sus auriculares con el volumen a tope,
y recuerda que alguna vez fue cielo,
y ahora el techo es su límite,
que, alguna vez fue una sonrisa eterna,
y ahora es una persona efímera, 
que alguna vez la amaron, 
pero ella no amó, 
y pensó que eso “del amor” es una locura,
y que ahora es ella, 
quien ama sola,
mientras piensa que está jodidamente loca.
Ya está cansada de escuchar los para siempre pasajeros,
ya está cansada de que la acusen de amapola,
ya está cansada de recibir desaires cuando lo único que necesita es un suspiro,
ya está cansada de huir de lo que siempre la alcanza,
ya está cansada, y quiere a alguien que este para ella,
aun sabiendo desde el principio el caos de chica que es,
aun sabiendo que antes de ella no amaba con el corazón,
y qué, después de ella, quedaste sin corazón.

Nadie se detiene a leerla,
quizá, porque su poesía es complicada.
Nadie tiene la valentía de abrazarla fuertemente,
porque se le pueden incrustar partes de ella en el pecho.
Nadie mira a sus abismos,
porque le da vértigo con tal solo asomarse.
Nadie se detiene a escucharla,
porque es una melodía triste,
Nadie se atreve a bailar con ella bajo la lluvia,
porque prefieren días soleados.

Siempre se suele decir que volvemos al lugar donde fuimos felices,
y ella intenta volver a los brazos de alguien,
pero cuando está en mitad del camino,
se da cuenta de qué su felicidad ya es feliz abrazando a otra persona,
y no queda más que aceptarlo,
mientras que se devuelve con una sonrisa en la cara,
porque tiene que respetar el trato de sol que tiene ella y la luna:
cada vez que ella sonría,
en algún lugar del mundo amanece.
Y finge estar bien y que todo está en orden,
aunque sus ojitos achinados demanden tristeza.
“Chica triste”, Steveen.

Mensajes.

Es increíble todos los problemas que te puede traer un solo mensaje.

domingo, 9 de julio de 2017

.


Ojalá.

No hay días grises, sólo personas que miran al cielo con la esperanza de algún día no sé qué, pero que ojalá.
Benjamín Griss

Delgada línea.

La delgada línea entre orgullo y dignidad; entre rendirse y saber que fue suficiente. La delgada línea entre dejar huellas o cicatrices.

No sé.

No sé si quiero darte media noche o vida y media, pero déjame que te dé algo.
Lo que tú quieras.


.


Morir.

Unos matan por amor, pero otros mueren por un beso.

Mar.

Cuéntame, dime quién te ha colgado el mar de las pestañas…
Marea

Aburrida.

La vida es un poco aburrida si no tienes a quien hacer reír.

.


Y me besó

Y me besó
como si no
hubiera un
mañana.
Y le
correspondí
como si nos
fuéramos
a querer
más 
tiempo
que solo
aquella
noche.

Cicatrices.

Tengo la clásica educación que regalan las cicatrices, sigo pidiendo perdón por caerme. Y dando gracias por levantarme sola.
Irene X

El punto.

El hecho 
no es si fuiste o no -algo-
El punto
es que quería 
que seas -T.O.D.O.-
Brenda Ramirez, 
despedidas.

.


Dudas.

Me pregunto qué dices cuando te preguntan sobre mí.

Más sinceras.

Las palabras más sinceras salen de personas rotas.
Benjamín Griss

Microcuento.

Esa noche
los dos se dijeron mentiras:
Él que la quería
Ella que le creía
Microcuento. 
Brenda Ramírez.

.


Lo haría.

Te callas, porque si yo pudiera ir hasta tu casa, abrazarte y decirte que todo estará bien, lo haría. Mil veces, hasta que te sientas mejor.

No merecías.

Tú no merecías que ella te quisiera de esa manera.
Tan locamente
tan desesperadamente
tan… inocentemente.
Blue

Ni siquiera.

Viniste de sorpresa
aunque yo te esperaba.
Viniste de sorpresa

y ya ni siquiera vienes.

.


No debería.

Confieso que, aunque no debería, no dejo de pensar en la posibilidad.
María Blanco